iniciar sesión
Construmatic Newsletter

E-mail:

Suscribirse
Cancelar suscripción

13 de Febrero de 2015

Francia exigirá desde el 8 de marzo la instalación de detectores de humo en viviendas

Francia ha legislado a favor de que en las viviendas exista un mínimo seguridad contra incendios que garantice la protección de sus ciudadanos.
A partir del 8 de marzo todas las viviendas francesas deben tener instalados detectores de humos. Esta nueva normativa va además ligada a los seguros del hogar. Así, la condición es que debe haber al menos 1 detector en cada vivienda asegurada para que el seguro sea válido en caso de incendio.

Los detectores de humo deben estar certificados y pueden ser a pilas o bien alimentado externamente (si bien deben tener autonomía en caso de fallo del suministro eléctrico). La autonomía deber ser de 1 año mínimo.
La responsabilidad en cuanto a la instalación y mantenimiento del detector de humos es del propietario y de los ocupantes: se exige un testeo, reemplazo de pilas, y en definitiva un mantenimiento adecuado para que el detector funcione en caso de incendio.
Además, el texto legal ofrece recomendaciones de ubicación. Por ejemplo, que no esté instalado en zonas que puedan generar falsas alarmas, comococinas o baños; y que estén cerca de los dormitorios.
Otras cuestiones que señala la normativa francesa es la prohibición de los detectores iónicos. Se prohíbe también el uso de detectores autónomos en zonas comunes de viviendas colectivas. Es decir, los autónomos solo sirven para el interior de las viviendas.
La implantación de esta regulación en favor de la protección frente a incendios en viviendasen Francia ha tenido un componente político importante, ya que ha estado liderada por dos diputados, uno de los cuales tuvo un miembro de su familia herido durante un incendio en el hogar.

A ello se suma, un dato revelador, en Francia, el incendio es la segunda causa de “accidente” doméstico que provoca más muertes en menores de 5 años.Según el Ministerio de Vivienda, se produce un incendio cada dos minutos, causando entre 600 a 800 muertes por año. 70 % de los incendios mortales se producen por la noche, cuando las personas duermen. Un detector es capaz de avisar de manera automática al inicio de un incendio, ofreciendo la posibilidad de que la persona escuche la señal y pueda escapar.
Desde TECNIFUEGO-AESPI se han iniciado acciones junto a otras asociaciones de bomberos y profesionales, para que el Parlamento español se sensibilice y recoja esta petición de instalar medidas de seguridad contra incendios en el interior de las viviendas.